domingo, 6 de noviembre de 2011

Sobre andamios.

¡Feliz domingo queridos blogueros!, hoy me he podido tomar la tarde de descanso, ya que la mañana la pasé completita en el taller..., pero ya se van viendo los avances del trabajito que tengo entre manos. ¡Ya queda poco para que lo pueda entregar a su dueño y mostraros el proceso y resultado!!!!.

Pues bien, como soy incapaz de estar acostada, descansando, sin hacer nada (que ya quisiera yo...), me he dedidado a leer e investigar, que es una de mis aficiones favoritas. Y en ello andaba cuando me he tropezado con unas fotos que me han parecido fantásticas y me gustaría compartirlas con vosotros, y de paso propiciar la reflexión.

Estas fotos fueron publicadas en "Luz Rasante", fantástico blog dedicado a la difusión del mundo de la conservación y restauración del patrimonio, del que me declaro seguidora y que os recomiendo, si aún no lo conocéis.  En este enlace accederéis a las reflexiones que sobre dichas fotos hizo una estudiante de restauración.

Andamio en la Iglesia de Santa Croce, Florencia, Italia. 2007.




Andamio en el Palacio de Udaipur, India 2011.




A mí me parecen unas estupendas fotografías, pero al margen de lo estético, al contraponerlas, he recordado las veces que, a la hora de comenzar una restauración, he tenido que plantarme y decir: "yo ahí no me subo", porque el "andamio", por llamarlo de alguna manera (y ahora lamento no haber sacado fotos....), no cumplía  las mínimas condiciones de seguridad. Yo pude hacerlo y además exigir que me lo cambiasen, pero soy consciente de que muchas de las personas que trabajan sobre andamios, no tienen esa posibilidad, y se tienen que jugar la vida cada día. Y no hablo de la India, sé que esas situaciones se viven en todas partes del mundo, desarrollado y subdesarrollado.

Yo os propongo el siguiente ejercicio: tanto si sois vosotros los que tenéis que subir a esos "seudo-andamios", como si sois viandantes que tropezáis con alguna de estas "maravillas de la ingeniería", SACAD FOTOS. Para el trabajador, y más en esta época de crisis, es muy complejo enfrentarse al "jefe", y la necesidad de un puesto de trabajo, hace que a veces tengamos que sacrificar nuestros derechos, pues siempre habrá alguien tan necesitado que sí que acepte subir a un "seudo-andamio", aunque peligre su vida. 

Yo me comprometo a publicar esas fotos que me enviéis y así denunciar y concienciar, desde este pequeño blog, la situación.

Os mando un fuerte abrazo, en especial a todos aquellos que, debido a la escaséz de trabajo, lo estáis pasando mal...

                  

                

2 comentarios:

  1. Me he quedado sorprendido al ver tantos andamios entrelazados y tan bien colocados en esa iglesia, seguro que les llevó un tiempo para montarlo pero al final lo que cuenta es la máxima seguridad posible

    ResponderEliminar
  2. Impresionante ver ese andamio gigante que sirve para aguantar a tantas personas, a simple vista no parece que sea tan fiable ya que está hecho de troncos de madera pero parece que al menos aguanta el peso, alucinante

    ResponderEliminar

Estamos encantados de recibir vuestros comentarios, dudas o sugerencias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...